domingo

No Se Admiten Propinas

La propina es una gratificación extra generalmente de poca monta que se ofrece tras haber recibido un buen trato en una transacción, no se admiten propinas se puede decir cuando estás  satisfecho con el pago recibido.

Pero el concepto propina también puede suponer un residuo clasista para subestimar al receptor.
   

 
Los que gobiernan pueden decir "no se admiten propinas" cuando eligen para sus hijos la enseñanza privada, suelen hacerlo porque saben bien que el futuro de las personas depende en buena medida de la educación que reciben y de los resultados académicos. 
Sin embargo promueven la enseñanza pública y la utilizan sutilmente como instrumento para construir realidades con falsas expectativas de un mercado laboral donde las empresas cada vez necesitan menos gente o donde factores como la robotización o la especialización van a ocupar el lugar del empleo tradicional. Las ayudas sociales van a tener cada vez más importancia y muchos se van a conformar con menos de lo que esperan bajo la premisa de que "eso es lo que hay".
 
Se alimenta la idea de que al final de un camino cada vez más largo llega un premio en forma de pensión de jubilación, una prestación económica de caracter vitalicio basada en un sistema piramidal donde siempre se recibe mucho menos de lo que se aporta a lo largo de la vida laboral. 

propina                            Suscribo razonamientos de personas comprometidas como Andreas Faber-Kaiser intelectual catalán que metía el dedo en la llaga y cuya muerte se produjo en circunstancias discutibles.

Faber-Kaiser decía que cualquier indicio que ayude al ser humano a liberarse individual o colectivamente o a superarse personalmente es un peligro en potencia para cualquier poder que prefiere a sus súbditos en un estado de letargo, de atontamiento para que no despierten a una realidad donde no necesiten a ningún gobierno para llegar a su plenitud.

2 comentarios:

Gracias Por Comentar