lunes

Casualidades Y Serendipias

Las serendipias son descubrimientos u oportunidades que aparecen inesperadamente. No son un golpe de suerte como un boleto de lotería premiado por ejemplo, aparecen porque han habido motivos para ello y son el resultado de una búsqueda y unas acciones dirigidas a conseguir unos fines. Son como casualidades con fundamento.

Si analizamos lo que nos ha sucedido a lo largo del tiempo, las acciones que hemos tomado y las consecuencias que esas acciones han tenido en nuestra vida debemos reconocer el peso del azar. Un azar o una suerte que estará de nuestro lado siempre y cuando haya razones para que se manifieste.

Con una actitud positiva ante la vida, expectantes, relacionándonos, intercambiando ideas, escuchando, reflexionando, observando, con aspiraciones, dejándonos sorprender, inspirándonos, con una mente abierta o aprendiendo a buscar abonaremos el terreno para que se muestren las serendipias.

Lo que hacemos hoy puede tener una enorme repercusión en el futuro. Una buena observación, un comentario o una sugerencia pueden abrirnos muchas puertas y pueden hacer que aparezcan esas oportunidades por casualidad.

                                  serendipias

Hay serendipias que han cambiado vidas concretas, y las hay que han cambiado el mundo por su importancia. Algunos de los grandes hallazgos han aparecido como serendipias, por azar, "chiripa" o carambola.

El descubrimiento de la penicilina fue una de ellas. El premio Nobel de medicina de 1.945 Alexander Fleming observó tras su vuelta de vacaciones cuando estaba preparando su laboratorio casi siempre desordenado, que había crecido un hongo inesperadamente en un cultivo atrasado.

En los negocios la planificación y el trabajo bien hecho son claves, pero también influye la casualidad. Posiblemente si Bill Gates no hubiese estudiado en Lakeside School donde en 1.968 había un ordenador, o si Steve Jobs hubiese seguido coqueteando con las drogas o interesándose por la filosofía o si se hubiese quedado en La India, hoy no los conoceríamos como los que son.

Serendipias hay en todos los ámbitos. En el caso del actorJohnny Depp que trabajaba como vendedor y quería ser músico hasta que un amigo le invitó a la grabación de una película donde el director le pidió que leyera una frase y su vida cambió. O el caso del cantante Julio Iglesias que era futbolista pero debido a un accidente le regalaron una guitarra para calmar su angustia. Quizás no era lo que buscaban exactamente, pero parecía que aquello encajaba.

"El hombre tiene mil planes para sí mismo, el azar sólo uno para cada uno." Aristóteles 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias Por Comentar