viernes

La Mentira De La Verdad



La búsqueda de la verdad es una tarea abierta en todos los aspectos y quizás sólo existe una verdad: Que la verdad absoluta no existe.

El concepto verdad es muy amplio y discutido y lo que para unos es verdad para otros no tiene porqué serlo, lo que en unos sitios se considera verdadero en otros no o aunque estemos de acuerdo en algo dependerá de la perspectiva de cada uno.

En la ciencia no existen verdades absolutas, siempre hay un margen de error para ir descubriendo nuevas realidades teniendo en cuenta que se sabe muy poco de todo. 

Hoy nos regimos por verdades fiables porque van cumpliendo lo que ofrecen y parecen irrefutables, pero quien sabe en el futuro porque la búsqueda de la verdad es una necesidad de la vida humana.

                           la verdad      

Estuve leyendo un bonito cuento sufí que les comparto: La Mentira De La Verdad. 

Un joven noble se enamoró apasionadamente de una joven campesina y la pidió la mano inmediatamente pero el padre de la joven le dijo: no puedo darte a mi hija porque tú no conoces la verdad, búscala y cuando la encuentres vuelve y te daré a mi hija.

El joven se lanzó en busca de la verdad sin esperar un instante. Primero la buscó en los libros de sabiduría y de filosofía pero descubrió que otros libros desmentían con pruebas esas verdades.

Y la buscó en las religiones pues cada religión pretendía poseer la verdad última pero esa verdad se encontraba fuertemente refutada por las otras religiones.

Y la buscó en el vasto mundo. Cada vez que llegaba a una ciudad o a un pueblo preguntaba: 

¿Conocéis a la verdad? ¿Vive aquí?. Y en todas las ocasiones le respondían:
¿La verdad? Sí, ha pasado por aquí hace mucho tiempo. Pero se ha marchado y nadie sabe donde ha ido. 

Cuando hubo visitado todas las ciudades de todos los países y había transcurrido más de la mitad de su vida nuestro buscador de la verdad abandonó a los hombres y se volvió hacia la naturaleza. Interrogó largamente a los árboles, a las montañas, y a los océanos y también a los pájaros, a los peces, a los mamíferos e incluso a los insectos y preguntaba: 

¿Conocéis a la verdad? ¿Vive aquí?.

Y los árboles, las montañas, los océanos, los pájaros, los peces, los mamíferos y los insectos le respondían invariablemente cada uno en su lenguaje: ¿La verdad? Sí, la hemos visto pasar por aquí hace tiempo pero no se detuvo y quién sabe dónde puede encontrarse ahora.

El joven se hizo viejo pero siguió buscando siempre a la verdad. Tras haber agotado los recursos de la sabiduría, de los hombres y de la tierra, llegó a un vasto desierto de arena blanca. Y preguntó al desierto: 

¿Sabes tú dónde se encuentra la verdad?

Y el desierto le respondió: Se encuentra aquí, yo soy la verdad. 

Pero a fuerza de buscar a la verdad el ya viejo noble había aprendido a reconocer a los mentirosos y se dio cuenta inmediatamente que el desierto mentía y siguió su camino.

Finalmente llegó al fin del mundo y allí se encontró con una gruta oscura y profunda, entró y aguardó a que sus ojos se acostumbrasen a la oscuridad y entonces descubrió que algo se movía en la negrura, una mujer agachada y apestosa muy anciana y fea.

Busco a la verdad dijo él. Ya la has encontrado contestó ella mirándole fijamente. ¿Tú eres la verdad? Sí, contestó ¿Cómo estar seguro? Ella le dio varias pruebas: Le llamó por su nombre, sabía su edad y conocía su aventura. Se inclinó ante ella y la dijo:

Estoy muy contento por haberte encontrado al fin después de haberte buscado por todo el mundo y desde que era joven, y ahora voy a poder casarme con la mujer que amo. ¿Qué les digo a los hombres de tu parte?

No les digas nada, dijo la verdad. Pero todos quieren conocerte y van a interrogarme, algo tendré que decirles. ¿Qué voy a contarles?

Ve y diles que soy joven y hermosa.

2 comentarios:

  1. Hola Javier.
    Comparto tu visión sobre que es verdad y que es mentira.
    Creo que este concepto es bastante discutido y discutible, en cualquier caso da para reflexionar.
    El cuento una verdadera delicia y tu redacción impoluta.
    Te mando un cordial saludo y enhorabuena por tu texto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Miguel. Según Antonio Machado después de la verdad no hay nada más bello que la ficción. Un saludo.

      Eliminar

Gracias Por Comentar