jueves

La Suerte Y Los Negocios

Desde siempre hay quienes subordinan el éxito o el fracaso a la buena o a la mala suerte, también en el mundo de los negocios.

El diccionario define "suerte" como algo inexplicable fruto del azar que no se puede prever ni evitar, parece simple pero creo que el concepto suerte es mucho más que eso.

Algunos piensan que la suerte es una cuestión de organización sobrenatural de las cosas y se liberan así de toda responsabilidad.

Otros pueden pensar que ser más o menos afortunado depende de factores externos así los nacidos en países más desarrollados por ejemplo, tienen mejor suerte que los nacidos en países menos desarrollados. No tiene por qué ser así ya que el carácter de la persona, la capacidad de adaptación, la educación, la motivación o la toma de decisiones acertadas pueden construir una historia de éxito independientemente de los factores externos.

Creo que la suerte es un producto de nuestro pensamiento y de nuestro comportamiento y que hay que diferenciar entre las circunstancias propias e inevitables de cada uno y las actitudes ante la vida.

Puede que como dice un formador amigo mío la buena suerte existe pero hay que ir a buscarla para que se manifieste.

Creando las condiciones óptimas para que funcione la empresa, aceptando la responsabilidad, aprendiendo de los errores, perseverando o teniendo confianza y determinación.

Parecen interesantes argumentos como los de James Allen que escribió que los que no piensan, los indolentes solo ven los efectos aparentes de las cosas cuando hablan de suerte de fortuna o de azar, y al ver que alguien tiene éxito dicen: ¡Qué suerte tiene como le ayuda el azar!

No ven las pruebas, los fracasos ni los esfuerzos a los que esa persona se ha enfrentado voluntariamente para adquirir experiencias, ni saben los sacrificios que ha hecho ni la fe que ha demostrado para realizarse, no conocen la oscuridad ni las penas del corazón, solo ven la luz y el gozo y lo llaman suerte.

No ven el arduo y largo camino solo tienen presente el logro y lo llaman buena fortuna, sin entender el proceso solo perciben el resultado.

Una actitud positiva marcará la diferencia para buscar soluciones en vez de inconvenientes y hará que el azar no se convierta en la medida del resultado. Aunque también existan las casualidades.

"La suerte favorece a la mente preparada" Isaac Asimov

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias Por Comentar