domingo

La Publicidad Televisiva

La publicidad televisiva es una forma de comunicación pagada por un patrocinador para promocionar y vender principalmente productos y servicios.
Es una industria boyante capaz de meterse en las casas y en las mentes de la gente y generar emociones a través de anuncios diseñados también por psicólogos para encontrar al cliente ideal.
 
Los anunciantes buscan tipos de público a través de los programas televisivos agrupando espectadores y haciendo paquetes de audiencia destinados a un segmento concreto al que dirigir su publicidad.
 
El negocio de la publicidad es muy poderoso mueve cantidades ingentes de dinero y se ha convertido en una herramienta fundamental para las empresas, además es inagotable. 
Grandes marcas comerciales conocidas por todo el mundo gracias a la publicidad siguen haciendo publicidad y nunca dejarán de hacerla.

Publicidad Televisiva
                                        pixabay image                                         
La televisión comercial se dirige a públicos masivos donde no encontraremos anuncios de gran lujo, estos aparecerán en canales especializados.

Casi toda la publicidad que se emite en televisión es "descafeinada", aburrida, repetitiva y hasta deprimente pero es efectiva y parece que cumple bien con su misión comercial, es la publicidad que se impone.

Cada vez más largos, frecuentes y cansinos los bloques de anuncios comerciales incitan a consumir y los anunciantes van ganando terreno. Produce una sensación placentera cambiar de canal o apagar la televisión al principio del bloque publicitario, un bloque interminable y para muchos insoportable. 

¡Cuantas veces durante un corte publicitario he salido de casa con el perro y a la vuelta sigue la publicidad!
Cada vez ponen más, es insufrible.

Actividades como hacer deporte, viajar, conversar, leer, escuchar música, bloguear... cualquier cosa es mejor que la televisión para la mente y el espíritu. No sentir apego por la televisión es esencial. 
Una de las claves para avanzar en la vida es no dejar de moverse y con la television se corre el riesgo de apoltronarse.


2 comentarios:

  1. Hola! Coincido contigo en que es una publicidad aburrida y repetitiva... Por no hablar de los anuncios donde el sexo inpera para vender ..todo vale! Apenas veo tv excepto algún programa y digo lo que tú cuando vuelves de pasear al perro; vuelvo de hacer algo y aun siguen.

    Indudablemente, la finalidad es meterse en nuestro inconsciente a menos que no lo permitamos.
    Un abrazo gigante!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Yolanda!
      Meterse en nuestro inconsciente..parece apasionante la psicología publicitaria que analiza y desarrolla el impacto que tiene la publicidad en las personas y que puede conseguir por ejemplo que los anuncios publicitarios que aparecen fuera del campo visual consciente inciten a comprar la marca que se presenta días, e incluso meses, después de haberlos visto.
      Un abrazo y gracias por pasarte.

      Eliminar

Gracias Por Comentar