domingo

La Publicidad Y La Televisión

Se puede pensar que la publicidad no tiene efectos adversos pero es que no es únicamente publicidad son 3.000 o 4.000 mensajes publicitarios a lo largo de cada día, un machaqueo constante que pretende alterar el comportamiento para que ejecutemos la acción de comprar. 

La publicidad recurre a la persuasión o incluso a la manipulación para influir en las emociones, no cuenta con las necesidades de las personas a las que va dirigida y no admite diálogo, es invasiva está por todas partes ningún espacio virtual o físico está a salvo, se reproduce como un virus que se introduce en los hogares y en las mentes. 
Sin duda es una industria muy poderosa un gran negocio inagotable.

En la televisión comercial por ejemplo los anunciantes buscan tipos de público a través de la programación agrupando espectadores, haciendo paquetes de audiencia destinados a un segmento concreto al que dirigir sus spots.

Publicidad Televisiva
       pixabay image
Publicidad masiva donde no cabe el gran lujo que aparece en los canales especializados.
Casi toda la que se emite en los canales de mayor audiencia es "descafeinada", aburrida, repetitiva o hasta deprimente pero efectiva y cumple bien con su misión comercial.
Como todo en la vida la publicidad va cambiando, se va "soltando" o va "perdiendo la vergüenza" no hay quien la pare. Ahora ya la violencia y el sexo se utilizan para diferenciarse y destacar entre los anunciantes.

Son bloques cada vez más largos frecuentes y cansinos que incitan a consumir, los anunciantes van ganando terreno en la parrilla televisiva. 

Es meritorio no sentir apego por la tele comercial, apagarla al principio del bloque publicitario por ejemplo produce una sensación placentera o liberadora que permite dedicarse a otra cosa más edificante como dar un paseo, conversar, leer, escuchar música, escribir etc., cualquier cosa es mejor para la mente y el espíritu que ponerse frente a la televisión.
Si las claves para avanzar en la vida incluyen aspectos como mantenerse en acción o conectar con las emociones propias, la televisión no ayuda.


2 comentarios:

  1. Hola! Coincido contigo en que es una publicidad aburrida y repetitiva... Por no hablar de los anuncios donde el sexo inpera para vender ..todo vale! Apenas veo tv excepto algún programa y digo lo que tú cuando vuelves de pasear al perro; vuelvo de hacer algo y aun siguen.

    Indudablemente, la finalidad es meterse en nuestro inconsciente a menos que no lo permitamos.
    Un abrazo gigante!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Yolanda!
      Meterse en nuestro inconsciente..parece apasionante la psicología publicitaria que analiza y desarrolla el impacto que tiene la publicidad en las personas y que puede conseguir por ejemplo que los anuncios publicitarios que aparecen fuera del campo visual consciente inciten a comprar la marca que se presenta días, e incluso meses, después de haberlos visto.
      Un abrazo y gracias por pasarte.

      Eliminar

Gracias Por Comentar