sábado

Sin Excusas

Las excusas existen en todos los ámbitos ya que al cerebro no le gusta cambiar, se siente más seguro en su rutina dedicándose a sobrevivir con lo básico.
La verdad es que uno no necesita arriesgarse ni complicarse mucho la vida ni hacer grandes esfuerzos  para conformarse independientemente de la situación en la que se encuentre.
 
En el terreno de los negocios el cerebro recurre a mil triquiñuelas en forma de excusas que pueden causar mala impresión u obstaculizar avances.
Las excusas transmiten falta de determinación, falta de compromiso o ambiguëdad, uno se cree sus propias excusas cuando no se tiene el control. Se trata de reconocerlas y evitarlas.

Por ejemplo, si te proponen un negocio y decides que no te interesa cabe la posibilidad de recurrir a las excusas para liberarse de la presión, aunque lo más indicado ante una situación así sea dar las gracias y decir "no me interesa" "no me apetece" o "no me gusta" sin hablar más de la cuenta y sin poner excusas.

A lo largo del año releo autores que me aportan, es el caso de Wayne W. Dyer del que he recopilado un repertorio de dieciocho excusas que comparto y rebato a continuación.


"Va a ser difícil" excusa pensada para desanimarse uno mismo, todo conlleva su dificultad.
"Es muy arriesgado" excusa pensada para no hacer nada.
"Voy a tardar mucho" se tarda menos de lo que te imaginas.
"A mi familia no le va a gustar" uno tiene derecho a elegir la vida que desea.
"Quizá no me lo merezco" te mereces lo mejor si lo deseas.
"No es mi manera de ser" la naturaleza humana no es inalterable, afortunadamente.
"No me lo puedeo permitir" querer es poder, la gente siempre consigue dinero para lo que considera importante, excusa barata.
"Nadie me va a ayudar" falso, siempre estarán ahí las personas adecuadas para ayudar.
"Más vale lo malo conocido" una triste excusa que abraza otras.
"No lo conseguiré" ve a por ello, otros lo han hecho antes.
"No me siento preparado" saca el genio, quien lo quiere lo consigue.
"Soy demasiado joven/mayor" joven, mayor...date una oportunidad
"Es muy complicado" asumir retos es exclarecedor.

"Es demasiado" poco a poco se consigue todo.

"Estoy agotado" excusa que hace sentirse acabado, que paraliza.
"Estoy muy ocupado" tener más tiempo libre para ser más feliz.
"No encaja con mi CV" no es necesario que sea parte de su CV pero puede serlo perfectamente.
"Siento desconfianza"  el miedo imaginario paraliza.

Quizás el mejor antídoto contra las excusas sean el entusiasmo o la pasión, pero eso es otra historia...

8 comentarios:

  1. Efectivamente, es más cómodo quedarse en nuestra zona de confort, gracias por este aclarador artículo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!

      la tendencia es a acomodarnos cuando lo tenemos todo controlado y a estresarnos cuando hacemos cualquier cambio que pueda producir sensación de incertidumbre.

      ¡Feliz 2022!

      Eliminar
  2. Magnífico post, Javier.
    Que nunca una excusa nos corte las alas ni nos impida volar.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que así sea Estrella, gracias por pasarte.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  3. Me gustaria saber mas de vos y tucara jajajajaj
    abrazos desde Miami

    ResponderEliminar
  4. La excusa es la verdadera pandemia mental de nuestra sociedad y creo que todos deberíamos trabajar más en ese aspecto. Ilusión, ganas y perder el miedo al fracaso pueden ser tres ingredientes a poner en valor para vencer el 'modo excusa'.

    Un abrazo, Javier.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, una pandemia mental. Muchas veces una excusa es peor que una mentira.
      Pero los que estamos motivados porque hacemos lo que nos gusta y a nuestra manera tenemos menos posibilidades de caer en esa trampa.

      Un abrazo Miguel.

      Eliminar

Gracias Por Comentar