sábado

El Trabajo

A veces los emprendedores trabajamos demasiado aunque solemos hacer lo que nos gusta. ¿Eso nos exime del tripalium?

La palabra trabajo procede del término latino "tripalium" que era una herramienta que se utilizaba para sujetar caballos o bueyes y poder herrarlos. También fue un instrumento de tortura para castigar esclavos o reos, para atormentar y causar dolor. 


Aunque en aquella época no pagaban, algo queda del tripalium cuando hay tanta gente a la que no le gusta ponerse a trabajar.

En la antigua Grecia se pensaba que sólo el ocio era digno del hombre libre, que nadie debía verse obligado a trabajar para otro para subsistir y que el trabajo era una maldición, una tarea rutinaria y despreciable sobretodo el trabajo físico.

                        trabajo

Pero con el paso del tiempo los terratenientes se dieron cuenta de que el concepto trabajo era un gran invento que no debía desaparecer, pues aunque era inconcebible que un rico trabajase había que producir.


Lo que se buscaba era que el trabajador encontrase a cualquier precio la protección del señor, un noble latifundista. Se le pagaba una retribución a cambio de un trabajo sin posibilidad de elegir dónde y sin movilidad geográfica pues estaban adscritos a aquellas tierras. Estaban seguros, tranquilos, pero perdiendo parte de su libertad.


Tenían derecho a tener las cosas básicas: ropa, alimentos etc. y también a ser protegidos por el señor.

Hechos históricos como la Primera Revolución Industrial, las legislaciones laborales, las diversas crisis, el New Deal, las posguerras, movimientos políticos como el marxismo, la aparición del sindicalismo, la doctrina social de la iglesia, etc. no han conseguido hacer desaparecer la sombra del tripalium.


Hasta nuestros días su esencia perdura, los dueños y la productividad mandan, y el concepto trabajo se ha ido acoplando más y más en nuestra sociedad.


Aunque trabajar ha estado mal visto durante buena parte de la historia, ahora es aceptado como algo necesario y trabajar para otros se ha convertido en un derecho y para muchos en una obligación.

-Hacer lo que te gusta es tener cara de viernes todos los días- 😁

7 comentarios:

  1. ... y quizás poder decir: ¡jode! y por encima me pagan.
    Buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  2. Interesante observación,eso que no falte. ¡Buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  3. Hola Javier, o como dijo Confucio: "Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida".
    La verdad es que hoy decir tengo trabajo o me tengo que ir a trabajar suena casi a música celestial, cuando por el contrario debería ser el disfrutar o el ocio lo que más llenara nuestra vida. Entonces lo ideal sería conjugar ambas cosas, es decir ganarse la vida con algo vocacional.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miguel, leí en un libro bastante serio sobre las élites tecnológicas y la robotización que habrá una crisis global en el mercado de trabajo, los empleos que queden serán muy especializados y aunque se creen nuevos nunca serán suficientes. Sugiere que hay que idear nuevos mecanismos que velen por la población entre ellos una renta básica. En fin, quizás algún día el tema del empleo deje de ser un factor tan importante para la felicidad de la gente. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hola Javier.
    Que bien documentado encontré la exposición que has hecho sobre la palabra trabajo y su significado.
    Algo me dice que esa palabra fue y es otra manipulación a la que estamos expuestos. Quizás, algún día cambie, y en lugar de "trabajar" colaboremos.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mila! Me parece muy buena idea lo que sugieres y me recuerda la figura empresarial de las sociedades cooperativas. Sin entrar en detalles sus principios y su forma de organizarse las hacen diferentes al resto de sociedades, la persona es socia y crea su propio puesto de trabajo, además de su sueldo recibe ingresos por beneficios. Sin duda una forma de trabajo colaborativo. Un cordial saludo.

      Eliminar
    2. Una forma que me parece muy coherente, Javier.
      Creo que la palabra trabajo está distorsionada.
      Cordial saludo!

      Eliminar

Gracias Por Comentar