martes

El Dinero Y La Felicidad

 El dinero y la felicidad combinan bien, aunque el dinero en sí mismo no aporta felicidad puede contribuir a que seamos más felices. Ojo que el dinero también puede ser una causa de infelicidad. 

Con dinero se consigue la libertad financiera y el nivel de vida al que se accede permite dejar de experimentar estrés por problemas económicos. Estás cubierto ante las crisis de la vida que se puedan solucionar con dinero y además puedes dedicarte a lo que te gusta y pagar todas las facturas por ejemplo, sin contratiempos.

Tener dinero puede influir positivamente en el estado de ánimo conllevando sensaciones placenteras de seguridad, tranquilidad, bienestar, riqueza o poder. 

Pero no es la panacea, a menudo cuanto más tenemos más queremos y más obligaciones asumimos, eso no ayuda, puede generar inquietud y provocar estrés.

En la otra cara de la moneda muchos piensan que si tuvieran más serían más felices, que tendrían una vida más completa lo cual no tiene por qué ser así.

Hay actitudes y acciones impagables que no están sujetas al dinero y que aportan felicidad: vivir con ilusión por ejemplo no es fácil, pero creo que ayuda mucho a situarse en la antesala de la felicidad.

También es gratis dedicarse a lo que te gusta, darle sentido a la vida, amarse, abrazarse, besarse, bañarse en el mar, reencontrarse, hacer planes, conversar, recibir halagos, escuchar música o comentar este post😂 y un etcétera interminable. Gestos que son como píldoras o dosis de felicidad.

Pero el dinero es necesario y muy preciado, la conciencia de que hay de sobra y de que la riqueza material es un recurso infinito e inagotable también ayuda a tener mentalidad de abundancia para atraer mejores circunstancias. Porque los pensamientos y las acciones determinan las experiencias.

Algunos consideran al dinero culpable de las injusticias que hay en el mundo sin pararse a pensar que son sus administradores los responsables de que esté mal repartido. El dinero en sí mismo es un instrumento destinado a crear riqueza para mejorar la vida de la gente.

Factores como la educación financiera pueden marcar la diferencia entre ser más o menos solventes en la vida y más o menos felices, porque la economía forma parte fundamental de la sociedad actual y es un arma de doble filo que hay que saber utilizar.

En la enseñanza pública aun hay carencias y prejuicios para educar en este sentido cuando se afirma que enseñar educación financiera es adoctrinar en beneficio de determinados intereses capitalistas, una actitud que si proviene de directrices políticas se convierte en una infamia.

Un ejemplo paradigmático de las consecuencias de estas carencias lo aporta el dato de que hasta el 70% de las personas que reciben mucho dinero por loterías herencias etc. lo pierden al cabo de pocos años.

"Poderoso caballero Don Dinero"  Francisco De Quevedo

pixabay images

6 comentarios:

  1. Siempre me llamó la atención como ese dinero logrado en loterías fue despilfarrado o mal invertido acabando con las fortunas de los beneficiaros. Sin entrar en la teoría económica hay inversiones más o menos segura como la vivienda, y su alquiler, y otras de carácter más técnico que pueden explicar esa ruina con los premios en las loterías. Por supuesto que el dinero no da la felicidad pero supongo que la pobreza menos aún ja,ja, ja.
    Un abrazo, Javier.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miguel,

      Suele pasar que cuando una persona recibe mucho dinero de golpe y está acostumbrada a vivir con lo justo se produce un impacto emocional, se desequilibra. La euforia hace que se sienta poderosa y capaz de afrontar lo que sea y toma decisiones ilógicas e irracionales con respecto a negocios o compras. El desconocimiento financiero y la mala gestión del dinero hace el resto, provoca que el 70% de los premiados con mucho dinero se lo gaste en pocos años y vuelva a estar como antes.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. En dinero no da la felicidad siempre pero también es cierto que si no tienes cubiertas las necesidades económicas básicas muy feliz no se puede ser. Los matices aquí tienen su importancia. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mayte,

      La verdad es que sí. Depende de como interpretemos nuestras circunstancias o del sentido que le demos a la vida nos sentiremos más o menos felices. Es sabido que hay personas con muy poco que son más felices que otros con mucho.

      Saludos!

      Eliminar
    2. Hola J.P. Alexander

      Sí, la estabilidad también propicia poder afrontar mejor los reveses y eso se traduce en sufrir menos estrés por ejemplo.

      Saludos.

      Eliminar
  3. El dinero no te da felicidad pero si estabilidad. Te mando un beso.

    ResponderEliminar

Gracias Por Comentar