jueves

El Miedo Imaginario

El miedo es muy útil ya que ayuda a evitar peligros, pero un alto porcentaje de ese miedo es imaginario creando situaciones en la mente que nunca van a suceder. 

Motivos reales o imaginarios para temer hay innumerables todos en detrimento de la libertad, atraen pensamientos negativos que pueden realimentarse y paralizar lo que encuentren a su paso generando excusas o pretextos.

Llega un momento que hay que tomar el control de la situación, enfrentarse y poner límite.

El miedo imaginario se multiplica entre la población campando a sus anchas y haciendo más vulnerable a la gente eso buscan muchos que se aprovechan de la situación sacando partido, les interesa propagarlo hasta límites insoportables. Son los mercaderes del caos, hacen que el entorno parezca más amenazante o más peligroso en su propio beneficio.

Por ejemplo muchos medios de comunicación necesitan generar incertidumbre para prosperar manipulando la información, exagerando o deformando la realidad. Trabajando para que el entorno parezca más inquietante ofreciendo una amplia selección de desastres y desgracias para ganar audiencia.

O distintas industrias que hacen su agosto vendiendo pólizas de seguros o sistemas de alarma incidiendo en el miedo generalizado para que la gente esté pagando una cuota mensual para siempre. 

El miedo se utiliza como un instrumento muy poderoso en política también. Da poder para aprobar leyes que de otra forma no se aprobarían, leyes que someten la libertad. 
El miedo y sus usos políticos pueden servir para entender muchas cosas que suceden en el mundo. 
o
El Miedo Imaginario
thanks pixabay

Dudas y temores habrá siempre eso es algo natural, pero se corre el riesgo de que se apoderen de uno y puedan convertirse en una barrera infranqueable que detenga y que aboque al fracaso. Es como una inseguridad sin fundamento por algo que ni ha pasado ni tiene por qué pasar pero que se viene a la mente.

A la hora de hacer negocios puede surgir el miedo al fracaso una sensación que forma parte del reto cuyo antídoto puede ser la confianza y el realismo situando por delante a la inteligencia.
Afrontando las consecuencias de las decisiones con optimismo ya sea si se cumplen las expectativas en mayor o menor medida sin permitirse el lujo de parar siguiendo adelante superando obstáculos, sobre todo los miedos.

"La mayor discapacidad es el miedo" Nick Vujicic

2 comentarios:

Gracias Por Comentar