jueves

La Parálisis Del Análisis

 
la parálisis del análisis consiste en permanecer indefinidamente en fase de análisis de un proyecto que se va posponiendo y que parece que nunca se llega a desarrollar. Una situación incómoda que se produce por la búsqueda permanente de la perfección, por falta de determinación,  por la idea obsesiva de triunfar o por el miedo al fracaso entre otros factores. La gran contradicción de la parálisis del análisis es la incoherencia.

La consecuencia de la búsqueda permanente de la perfección es la falta de progreso o de acción porque somos lo que hacemos no lo que pensamos ni lo que sentimos.

No es por conformismo, es por una parálisis que se produce cuando se pretende alcanzar lo inalcanzable, un lugar inexistente o existente sólo en la imaginación donde todo se manifiesta de un modo perfecto, ordenado, estancado e inamovible. Sin cambios.

Un mundo imaginario, el de las ideas y el de los deseos que lo vuelve todo improductivo entorpeciendo avances e invirtiendo demasiado en tiempo, el más valioso y el más perecedero de nuestros recursos. Ese mundo perdurará en lugar de dar el paso al mundo de los hechos reales.

A veces se busca la perfección por razones más o menos espurias por no querer asumir más responsabilidades, por no querer salir de la zona de confort o por temor a no ser lo suficientemente  competente en comparación con otros por ejemplo. 
Todo eso produce zozobra, pero cuando existe un ideal o una meta y se quiere dar lo mejor han de limitarse al máximo aspectos castrantes como el del perfeccionismo.

Después de haber analizado pormenorizadamente la idea y su viabilidad y teniendo en cuenta todos los escenarios y los escollos que se pudieran presentar, llega un momento en que no ayuda darle más vueltas y hay que empezar a tomar decisiones y arriesgarse para que las acciones produzcan los cambios deseados.

Emprender es ser inconformista asumiendo retos y desafíos, pero también consiste en cometer errores y en afrontar situaciones difíciles para despejar obstáculos. Eso forma parte del proceso.

Por fin llegará el punto de no retorno, la fecha mágica elegida con antelación en que la realidad cambiará para siempre poniendo en marcha el proyecto. La parálisis del análisis habrá perdido la batalla.
pixabay images

2 comentarios:

  1. Hola Javier, has elaborado un artículo fantástico sobre la perfección, cuántas veces a causa de ella hemos perdido ¡tanto! creo, que la perfección es producto de la comparación, competición pero también de baja auto estima. Y por supuesto, no olvidemos al miedo que a veces sin razón, aparece para frustrar nuestros planes. El caso es, que si se tiene un plan una idea, por lanzarse no se pierde nada y a cambio se puede ganar mucho.
    Gracias.

    Saludos cordiales, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mila! Todos somos vulnerables ante el miedo y a veces se convierte en un mecanismo para no salir de la zona de confort por ejemplo. También bloquea y afecta a la autoestima negativamente. ¡Que bueno que me dejaste un pedacito de tu escritura Mila! Saludos.

      Eliminar

Gracias Por Comentar